En México 6 de cada 10 niños son disciplinados violentamente

CIUDAD DE MÉXICO, México, nov. 17, 2016.-En México seis de cada diez niños, de entre 1 y 14 años de edad, ha experimentado al menos un método de disciplina violenta, según cifras de la encuesta nacional de Niñas, Niños y Mujeres 2015.

Dora Giusti, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, informó “efectivamente la violencia tiene un impacto enorme y cuando se da en los primeros años de vida puede ser irreversible el daño, hay evidencia científica que muestra que un niño expuesto a la violencia con frecuencia, y hablo también de negligencia no solo violencia física, los primeros tres años de vida tiene un desarrollo cerebral diferente en cuanto a tamaño, conexiones neurológicas”.

En el marco de la campaña mundial contra la violencia, Unicef México dio a conocer la Alianza Global para poner fin a la violencia contra los niños, niñas y adolescentes.

De acuerdo con Unicef y con diversos estudios, en México la violencia contra las niñas y niños encuentra muchas veces su justificación en la tradición de agredir física y verbalmente a un menor, pero también es entendida por los mexicanos como una medida para disciplinar a un niño.

Especialistas señalan que la familia y el hogar es el entorno idóneo y natural para el crecimiento y el bienestar de los menores, sin embargo, puede ser también un lugar en donde los niños y niñas son víctimas de agresiones, amenazas, humillaciones, trato negligente y abandono.

De acuerdo con especialistas, la violencia y el maltrato infantil tiene como consecuencias altas probabilidades de causar daños irreversibles a la salud y desarrollo de los menores.

Para Unicef, un primer paso para eliminar la violencia en el entorno del hogar es transformar las percepciones y los patrones de crianza de las propias familias y de las comunidades, de ahí la necesidad de promover valores no violentos, eliminar cualquier justificación de maltrato y promover la participación de todos los sectores para prevenirla y sancionarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *